CACHEMIRA O PAISLEY

Es un diseño de estampado con forma de lágrima curvada o de almendra. Es muy popular para la fabricación de tejidos.

El origen de este diseño lo encontramos en Persia, en la región de Cachemira. Durante siglos lo utilizaron para decorar tanto sus telas como sus edificios. Más tarde se aplicaría en la fabricación de alfombras y chales que pasarían a comercializarse en la India. 

Los soldados británicos que regresaban de la India venían con estos chales de Cachemira y la Compañía de las Indias comenzó a comercializarlos, pero a partir de 1820, debido a las invasiones napoleónicas, empezaron a fabricarse en telares de Jacquard. Estos nuevos telares se ubicaron en la ciudad escocesa de Paisley, de aquí que también se conozcan por este nombre.

En la Cultura Pop se asocia con el Verano del Amor, con la psicodelia y con la espiritualidad que los Beatles trajeron a Occidente tras su viaje a la India. Es un diseño muy bohemio y exótico.

Aunque empezó como un tejido asociado a complementos, muchos diseñadores lo han utilizado en sus creaciones por su versatilidad y elegancia. No es de extrañar, que el mundo de la decoración también haya empezado a utilizarlo en papeles pintados, telas de tapicería… demostrando que su estética y belleza nunca pasan de moda.

TARTÁN O ESCOCÉS

Es un estampado  fabricado con rayas verticales y horizontales en tonos diferentes sobre un fondo de color. Su origen lo encontramos en la región de los Highlands escoceses asociado a las faldas o kilt hace cientos de años. Este tipo de estampado es un documento histórico que ha sobrevivido al paso del tiempo. En su origen, se teñía la tela con plantas, musgos y bayas. Cada familia o clan escocés tenía un diseño propio para diferenciarse y reconocerse, por tanto, el tartán funcionaba como un blasón o seña de identidad entre las casas más ricas.

Al estar asociado con clases ricas y pudientes, el tartán empezó a proyectar esa imagen de élite y aristocracia por lo que no es de extrañar que se empezase a utilizar en todos los colegios privados del mundo.

En respuesta a este encumbramiento del tartán como estampado de la élite, surgió en los años 70 otra visión totalmente opuesta asociada al momento de desgaste y de desilusión histórica: el tartán podía ser provocativo. Malcolm McClaren, creador de los Sex Pistols, y su mujer Vivianne Westwood, abrieron una tienda de moda en Londres llamada Sex que vendía los diseños de cuero y tachuelas combinados con las faldas de cuadros escoceses. Así es como el tartán pasó a ser también una seña de identidad del movimiento Punk.

Es por tanto y por méritos un tejido camaleónico.

VICHY

Este tipo de estampado tuvo su origen en la ciudad francesa del mismo nombre. Vichy era conocida por su balneario y por ser la ciudad sede del gobierno colaboracionista francés con la Alemania Nazi durante la II Guerra Mundial. 

Es un estampado de algodón, de cuadros pequeños de diferentes colores sobre un fondo blanco. Los tonos más típicos en este print son negro, azul, rojo y los tonos pastel.

La tendencia de este estampado surgió en el siglo XVII en la región francesa de La Provence. En un principio se utilizaba en manteles y servilletas, pero más tarde comenzaría a utilizarse en la cofección  las camisas de las mujeres y hombres que trabajaban el campo.

Comenzó a ser mundialmente conocido a raíz del estreno del Mago de Oz en 1939, con el vestido de cuadritos blancos y azules que llevaba Judy Garland interpretando a Dorothy, la protagonista de la historia. Katherine Hepburn en Historias de Filadelfia, luciría también una falda de volantes con cuadros Vichy…pero sin duda, quién llevaría este estampado a otro nivel será el modisto Jacques Esterol al diseñar un vestido de cuadro vichy a Brigitte Bardot para el día de su boda. Desde este momento, el estampado vichy se transformó en una tendencia asociada a la sofisticación y al verano.

PATA DE GALLO

Este estampado es uno de los clásicos por excelencia. Se caracteriza por ser un tejido bicolor en blanco y negro principalmente y por la repetición de pequeñas figuras similares a cuadros. Este tipo de tejido de lana tiene su origen en los Lowlands escoceses, tierras bajas de Escocia. 

Sin embargo, quien popularizó este tipo de estampado será la tienda de Alta Costura De Pinna en Nueva York en 1885, que nace con el propósito de vestir a la alta sociedad de la época con el Duque de Windsor como máxima imagen.

En 1948, Christian Dior utiliza este estampado para las cajas de sus perfumes y le da el nombre de Houndstooth o pata de gallo, convirtiéndolo no solo en un icono de moda, sino también en una seña de identidad de su firma.

Otros diseñadores como Alexander McQueen y más recientemente Karl Lagerfeld para Chanel, han incluido la pata de gallo en sus colecciones de invierno. 

BARROCO

Fue una corriente cultural de fuerte impacto que se extendió por Europa a partir del s. XVII. Este movimiento propio de la cultura occidental reflejó una nueva forma de concebir todas las disciplinas artísticas. El contexto histórico estaba marcado por la crisis de la Iglesia y por las continuas muertes asociadas a la peste. Por estos motivos, surgió un movimiento de revolución y muerte como una forma de representar las pasiones internas. Buscaba reflejar el realismo pero exageraba las figuras hasta la ostentación, demasiado recargado y excesivo.

Los estampados barrocos se caracterizan por ser elegantes y lujosos, siendo la sobrecarga de elementos la seña de identidad de este estilo. El dorado y el plateado presente en cadenas, bustos y cabezas mezclados con colores fuertes y potentes son definitorios del barroco.

Gianni Versace rescató este estampado y lo convirtió en su máximo acierto y distintivo de su marca. 

Podemos encontrarlo en camisas, blusas, pañuelos…pero también en decoración sobre vajillas, tapicería o papeles pintados y cenefas.

BURBERRY

Se trata de uno de los estampados más icónicos de la historia. Reflejo de la elegancia británica, es un clásico que siempre está de moda. El patrón tartán que combina rojo, negro y camel esconde una interesante historia tras de sí.

Thomas Burberry, abrió su primera tienda en 1856 en Londres con solo 21 años. En 1870 se estableció como una firma sólida al crear una prenda que lo cambiaría todo: la gabardina. Esta especie de abrigo repelente al agua y transpirable supuso toda una revolución y un éxito de ventas ideal para el clima británico.

La firma Burberry fue la encargada de diseñar un abrigo para los oficiales británicos durante la I Guerra Mundial y añadirle piezas para poner los galones o guardar las armas. La elegancia británica llevada a lo más duro de las trincheras. Por la resistencia de estos abrigos en tales condiciones, se les pasó a llamar Trench Coat. Otro de los hitos históricos de Burberry fue vestir a Roald Amudsen, primer hombre en pisar el Polo Sur.

Sin embargo, que la firma y el estampado Burberry fuesen realmente conocidos se lo debemos al cine de los años 50 , a actores como Humphrey Bogart y a películas como Casablanca.

A día de hoy, el estampado de Burberry es otro de los clásicos imprescindibles del otoño e invierno.

MARINERO

Se caracteriza por alternar rayas horizontales blancas y azul marino o navy.

Aunque ahora lo consideremos un estampado natural y clásico en algún momento fue una tendencia rompedora. Su origen se remonta a 1837 con la coronación de la reina Victoria de Inglaterra, que daría paso a la época victoriana, momento de enorme expansión del Imperio Británico en todos los campos: político, industrial, militar…sobre todo a nivel naval, desplegando su flota marítima por todo el mundo.

La camiseta de rayas de marinero, proviene de esta época. Los colores sólidos estaban reservados para los Oficiales de la Marina, mientras que los marineros sin rango vestían las populares rayas azules y blancas.

La artífice de la incorporación de este estampado al mundo de la moda es obra de Coco Chanel, quien incluyó las rayas al vestuario femenino. Otros diseñadores como Lanvin, Givenchy, Yves Saint Laurent  y sobre todo Jean-Paul Gaultier, utilizan este estampado en sus creaciones. Lo encontramos principalmente en moda pero como el Imperio Británico en su día, sus redes ya están presentes en decoración.

El estampado marinero se relaciona con la libertad, el mar, el verano y estas asociaciones hacen que sea un print que evoca vacaciones y disfrute. 

TWEED

Cerrar menú